Archivo del sitio

Déficit de Atención e Hiperactividad eleva probabilidad de ser adicto

contrapapelnoticias-deficit-de-atencion-e-hiperactividad-eleva-probabilidad-de-ser-adicto

Contrapapel-mx, octubre 01, 2016. El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un problema psiquiátrico que tiene una solución relativamente fácil, pero si no se trata puede ocasionar a lo largo de la vida depresión, baja autoestima, adicciones y hasta suicidio, señalaron especialistas.

Durante la inauguración del 12 Congreso Internacional sobre este mal, la experta María Elena Frade, presidenta de la Fundación Cultural Federico Hoth e impulsora de la Iniciativa DAH-México, dijo que en México seis por ciento de la población infantil puede tener este trastorno.

Sin embargo, solo 10 por ciento de ellos están diagnosticados; en los adultos la cifra es de tres por ciento, quienes tienen 80 por ciento de probabilidad de que sus hijos también padezcan TDAH.

Cuando no es atendido, abundó, este padecimiento es como una bola de nieve que crece, causa problemas en el salón de clase, en la familia y en el futuro de la persona.

El profesor de la escuela es la persona que mejor puede sospechar que un alumno padece TDAH pero la enfermedad debe ser diagnosticada por un psiquiatra, y en ese sentido consideró que en el país hay pocos especialistas ante el elevado número de personas que lo padecen.

Aclaró que tampoco debe considerarse que cualquier niño inquieto lo padece, pues no es lo mismo distraerse en clase que tener un problema de concentración, así como tampoco es lo mismo ser inquieto, que hiperactivo “no se están quietos, no pueden dormir, no pueden hacer planes , o seguir órdenes”

Asimismo defendió el uso de medicamentos para tratar este trastorno y señaló que hay mitos alrededor de ellos. En ese sentido explicó que el padecimiento se debe a una falla en neurotransmisores como la dopamina, serotonina y noradrenalina, lo que puede corregirse con medicamentos que estimulen estos químicos cerebrales.

La gente con este trastorno es proclive a volverse adicta al juego, alcohol y drogas, lo que se puede evitar con el tratamiento temprano. Hizo énfasis en que el consumo de mariguana afecta singularmente a esta población pues hace más potentes las características de la enfermedad.

Las adicciones son algunas de las enfermedades que pueden asociarse y derivarse del TDAH, por lo cual llamó a impulsar tratamientos duales. En ese sentido, recordó que 35 por ciento de la población carcelaria lo padece.

Al respecto, el doctor José Martínez Raga, psiquiatra y profesor de la Universidad de Valencia, señaló en general las adicciones y los padecimientos mentales están relacionados, pues 90 por ciento de quienes asisten a un tratamiento de adicción también padecen algún trastorno mental.

Mientras que 70 por ciento de quienes son tratados por padecimientos mentales también tienen alguna adicción. (Con información de Notimex)

Anuncios

Los suplementos de omega 3 pueden mejorar la capacidad de lectura

contrapapelnoticis-los-suplementos-de-omega-3-pueden-mejorar-la-capacidad-de-lectura

Contrapapel-mx, septiembre 21, 2016.

Los suplementos de ácidos grasos omega-3 y omega-6 pueden mejorar las habilidades de lectura de los escolares en general, según un nuevo estudio de la Academia Sahlgrenska, en la Universidad de Gotemburgo (Suecia). La lectura de los niños con problemas de atención, en particular, puede mejorar con la adición de estos ácidos grasos.

El estudio incluyó a 154 niños del oeste de Suecia, de entre nueve y diez años de edad. Los niños hicieron una prueba en el ordenador (conocida como la prueba Logos) que midió sus habilidades de lectura, incluida la velocidad de lectura, la capacidad de leer palabras sin sentido y el vocabulario.

A los niños se les asignó al azar recibir ya fuera cápsulas con ácidos grasos omega-3 y omega-6, o cápsulas idénticas que contenían un placebo (aceite de palma), durante 3 meses. Los niños, los padres y los investigadores no supieron hasta que el estudio se completó si los niños habían recibido los ácidos grasos o el placebo. Después de tres meses, todos los niños recibieron cápsulas de ácidos grasos omega-3/6 para los últimos tres meses del estudio.

“Incluso después de tres meses, pudimos ver que las habilidades de lectura de los niños mejoraban con la adición de ácidos grasos, en comparación con los que recibieron el placebo. Esto era particularmente evidente en la capacidad de leer una palabra sin sentido en voz alta y pronunciarla correctamente (decodificación fonológica), y la capacidad de leer una serie de letras con rapidez (tiempo de análisis visual)”, dice Mats Johnson, jefe médico e investigador del Centro de Neuropsiquiatría Gillberg de la Academia Sahlgrenska, en la nota de prensa de la universidad.

No se incluyó a niños diagnosticados con TDAH en el estudio, pero con la ayuda de los padres de los niños, los investigadores pudieron identificar a los niños que tenían problemas de atención leves. Estos niños lograron mejoras aún mayores en varias pruebas, como leer más rápido después de tres meses de recibir suplementos de ácidos grasos.

El estudio incluyó a 154 niños del oeste de Suecia, de entre nueve y diez años de edad. Los niños hicieron una prueba en el ordenador (conocida como la prueba Logos) que midió sus habilidades de lectura, incluida la velocidad de lectura, la capacidad de leer palabras sin sentido y el vocabulario.

A los niños se les asignó al azar recibir ya fuera cápsulas con ácidos grasos omega-3 y omega-6, o cápsulas idénticas que contenían un placebo (aceite de palma), durante 3 meses. Los niños, los padres y los investigadores no supieron hasta que el estudio se completó si los niños habían recibido los ácidos grasos o el placebo. Después de tres meses, todos los niños recibieron cápsulas de ácidos grasos omega-3/6 para los últimos tres meses del estudio.

“Incluso después de tres meses, pudimos ver que las habilidades de lectura de los niños mejoraban con la adición de ácidos grasos, en comparación con los que recibieron el placebo. Esto era particularmente evidente en la capacidad de leer una palabra sin sentido en voz alta y pronunciarla correctamente (decodificación fonológica), y la capacidad de leer una serie de letras con rapidez (tiempo de análisis visual)”, dice Mats Johnson, jefe médico e investigador del Centro de Neuropsiquiatría Gillberg de la Academia Sahlgrenska, en la nota de prensa de la universidad.

No se incluyó a niños diagnosticados con TDAH en el estudio, pero con la ayuda de los padres de los niños, los investigadores pudieron identificar a los niños que tenían problemas de atención leves. Estos niños lograron mejoras aún mayores en varias pruebas, como leer más rápido después de tres meses de recibir suplementos de ácidos grasos.

Grasas poliinsaturadas

Las grasas poliinsaturadas y su papel en el aprendizaje y el comportamiento de los niños es un área de investigación en crecimiento.

“Nuestra dieta moderna contiene relativamente pocos ácidos grasos omega-3, lo cual se cree que tiene un efecto negativo en nuestros hijos cuando se trata de aprendizaje, alfabetización y atención”, dice Johnson. “Las membranas celulares del cerebro están formadas en gran parte por grasas poliinsaturadas, y hay estudios que indican que los ácidos grasos son importantes para la transmisión de señales entre las células nerviosas y la regulación de los sistemas de señalización en el cerebro.”

Estudios previos en los que los investigadores examinaron el efecto de los ácidos grasos omega-3 como suplemento en escolares convencionales no mostraron resultados positivos, algo que Johnson cree que puede depender de cómo se organizan estos estudios y qué combinación y dosis de ácidos grasos se utilizaron. Este es el primer estudio doble ciego, controlado con placebo, que muestra que los omega-3/6 mejoran la lectura entre los escolares convencionales.

“Nuestro estudio sugiere que los niños podrían beneficiarse de un suplemento dietético con una fórmula especial. Para estar más seguros de los resultados, deben ser replicados en otros estudios”, dice el investigador.

También hay estudios que confirman efectos positivos de los ácidos grasos en el comportamiento, como éste de la Universidad de Pensilvania (EU).

Trastorno por déficit de atención se puede heredar en 75% de los casos

contrapapelnoticias- tdhhereditario

Contrapapel-mx, julio 30, 2016. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un problema del neurodesarrollo que puede heredarse en el 75 por ciento de los casos, aseguró el director general de Proyectodah, Juan Carlos Pérez Castro Vázquez.

El TDAH son alteraciones que afectan el desempeño del cerebro, de forma particular, las conexiones entre las neuronas que ayudan a las tareas de la vida diaria en las que se sabe hay factores genéticos involucrados, indicó Pérez Castro Vázquez.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el especialista explicó que el TDAH afecta de manera particular la conducta y el desempeño académico o aprendizaje de los niños.

El directivo agregó que para realizar un diagnóstico correcto de este trastorno se deben descartar en primera línea las afectaciones psicológicas que pueden surgir tras algún cambio abrupto en la vida del menor, como un divorcio o alguna otra fuerte impresión.

Luego se deben estudiar la intensidad y la duración de los comportamientos, algo que se vuelve evidente ante los ojos de los padres de familia, los hermanos, los tíos, los abuelos, los profesores, las personas externas, entre otros.

De acuerdo con el especialista, cuando un comportamiento presenta denominadores comunes como la intensidad, la frecuencia, la duración y las afectaciones en la calidad de vida de las personas, son elementos suficientes para sospechar de TDAH.

El doctor Óscar Sánchez Guerrero, del Instituto Nacional de Pediatría (INP), indicó por su parte que una vez diagnosticado el TDAH, el tratamiento más recomendado es el “multimodal”, el cual involucra a papás, un psicólogo, un médico e incluso los profesores.

El tratamiento multimodal atiende varios aspectos, por lo que es necesario que todos los sectores involucrados reciban una capacitación adecuada, a fin de llevar un correcto trabajo de “equipo”.

Uno de los puntos clave es la psicoeducación de los padres, la cual busca dotar de información accesible basada en investigaciones científicas y brindar estrategias de crianza para el TDAH para un mejor manejo de la situación en casa.

Otro es la terapia psicológica, la cual ayuda a modificar de manera positiva el comportamiento, y por último el tratamiento farmacológico que utiliza poco medicamento en un corto tiempo, lo cual dependerá si el trastorno es leve, moderado o severo.

“El TDAH no se cura, se controla. Es un problema conductual que debe recibir tratamiento de manera temprana, porque si no se tendría una vida muy complicada para llegar a la adultez siendo infelices”, señaló Sánchez Guerrero.

De acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), los rangos más frecuentes para la detección van desde los 6-7 años, hasta los 12.

El TDAH se presenta con mayor frecuencia entre los niños, pues según la epidemiología por cada tres a cinco niños hay una niña con la enfermedad y la prevalencia en los adultos es 1:1.

En tanto, la doctora María del Pilar Poza, adscrita al Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro, indicó que 70 por ciento de las personas bajo esta condición no recibe atención ni tratamiento.

Esta situación puede derivar con el tiempo en enfermedades como la depresión y la ansiedad que pueden terminar en adicciones como el alcoholismo, la drogadicción e incluso vandalismo, lo cual agrandaría el problema en la edad adulta del paciente, sostuvo la especialista.

Obesidad se relaciona con funcionamiento del cerebro: estudio

contrapapelnoticias-Estudio liga funcionamiento del cerebro con obesidad

Contrapapel-mx, julio 12, 2016. Una investigación del Hospital Infantil de México Federico Gómez podría confirmar que la obesidad se relaciona con el funcionamiento del cerebro.

A través de un estudio con resonancia magnética, un grupo de médicos presentaron imágenes del funcionamiento cerebral entre un grupo de niños sanos en comparación con los que tenían obesidad.

“Lo que vimos es una diferencia; visualmente es muy evidente la diferencia que hay entre el número de los ‘tractos’. Explicándoles de manera sencilla son como las carreteras que llevan la información del cerebro de un lugar a otro”, detalló la jefa del departamento de Imagenología, Pilar Dies.

Por su parte, el jefe del departamento de Neurología, Eduardo Javier Barragán Pérez, indicó que según las imágenes, las enfermedades que parecieran no tener relación con circuitos neuronales sí lo tienen.

“Pensamos que el problema de la obesidad sí tiene que ver con alteraciones en el funcionamiento cerebral, o sea, sí tiene una base neurológica”, subrayó.

En conferencia de prensa, el especialista expuso que dichas alteraciones podrían incidir de manera directa en el control del impulso.

“El paciente con obesidad sabe que no está bien lo que se debe comer, sin embargo, no lo puede controlar. Incluso, ya hay algunos tratamientos a nivel mundial para esto que se llaman ‘atracones’, que son pacientes que de repente comen y comen, se llenan y no sienten culpa y no pueden regularse”, explicó.

Barragán Pérez indicó que el tratamiento sería el mismo que el de un niño con Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) “porque pareciera que la base del problema es la mala regulación en la conducta”.

El médico mencionó que la finalidad es que los padres de familia no solo trabajen en los tratamientos habituales sobre dietas y ejercicio, sino también incluyan a psicólogos y psiquiatras.

“A lo mejor también hay factores neurológicos que también están impidiendo a que este pequeño pueda estar regulando estas conductas”, apuntó Barragán Pérez.

El estudio también se realizó en niños con TDAH, problemas de aprendizaje y con talla baja, características que presentaron grandes diferencias con el grupo de niños sanos.

A %d blogueros les gusta esto: